LAS PRIMERAS CEREZAS. DESAPARECEN LAS CEREZAS.


Hola. Como se nota que se acerca el verano. Ya está empezando a hacer mucho calor. Y a mi, cuando llega el calor, tengo mucho pereza. Sé que se supone que los ositos hibernamos en invierno y estamos más activos en verano. Pero yo soy todo lo contrario. Ahora, las tarde me las paso muy tiradillo por casa. Hace mucho calor y mi dueño aún no se ha decidido a ponerme el ventilador.

Menos mal que hoy tengo una merendilla refrescante, la tengo guardada en la nevera.
Y es que esta mañana me han regalado un montón de cerezas. Mmmmm
Así que las guardé en la nevera y así por la tarde podría tener una deliciosa y sana merienda. No me las voy a comer todas… aunque podría, Jejejeje.

Solo voy a comer unas cuantas, así que voy a por un platito y pondré unas cuantas.
¡Ups! ¡Juraría que había más cerezas! Casi estoy más seguro que había más.
Sospechando un poco, he revisado las habitaciones contiguas a la cocina. No había nadie. Así que al final, es muy seguro que me imaginara que había más cerezas.
Vuelvo a la cocina y ….. ¡OH! 
Definitivamente faltan muchas cerezas más. ¡Pero que está pasando!
No es la primera vez que mis amigos ositos en casa se me comen las cosas. Ya ha pasado más veces, con las primeras mandarinas, las galletas chinas, incluso en una ocasión mi desayuno. Esto ya me mosquea.
Así que me hago el despistado, y salgo de la cocina haciendo ver que busco una cosa. Pero luego, con mucho sigilo, me acerco a la puerta y observo.
Una figura blanca, menuda y peluda esta sobre las cerezas.
¡TXULO! – Grito con fuerza  y decidido.
Automáticamente, Txulo ha puesto patitas en polvorosa y no lo he visto más. Es un osito muy rápido cuando quiere. Me he acercado a las cerezas, y solo quedaban 3 cerezas.
¡Jopé! Siempre se me comen las cosas. Yo creo que lo hacen aposta. Me gustaría darles una lección para que aprendan que esto no lo deben hacer. Pero no se me ocurre como hacerlo. Siempre que intento hacer a Txulo una broma se me vuelve en mi contra. Tendré que meditarlo con tranquilidad.

Un hociquito maquiavélico.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes