HACE MUCHO VIENTO. APROVECHO PARA TENDER LA ROPA


Hoy hace mucho viento en Reus. Por la situación geográfica suele hacer viento fuerte bastantes veces al año. Ya estoy acostumbrado. Mi dueño a veces aprovecha estos días para tender ropa, así se seca más rápido.
Así que como tenía unas pocas piezas de ropita para lavar, he aprovechado la mañana para hacerlo y tenderla. Con el viento, en un plis plas, estará seca.
Me falta un poco de práctica en tender la ropa en situaciones extremas como la de hoy. Demasiado viento.

El viento se me llevaba la ropa, incluso antes de empezar a tenderla.
He optado por poner una piedra sobre la ropa y así evitar que se fuera.
Como siempre, me he encaramado y luchando contra los elementos, he conseguido tender, con mucha dificultad, el chaleco. Buffff. Que agotador.
He proseguido con el resto de piezas. Realmente es muy difícil. El viento era tan fuerte, que primero me tenía que coger con fuerza al alambre, encontrar una posición estable, y colgar la ropa. Todo esto, evitando que el viento me tirara y evitando también que se me llevara mi ropita.
Cuando por fin he conseguido tender la última pieza de ropa, ha empezado el drama. Casi que me caigo cuando veo que el viento se ha llevado mi chaleco. Con lo fuerte que sopla, a saber donde debía ya estar mi chaleco.
Ya me veía sin chaleco, cuando me he dado cuenta, que el viento lo ha arrastrado hasta una de las plantas del balcón. Bufff. Menos mal. He ido corriendo hasta allí y he conseguido salvar mi chaleco.
Hace demasiado viento y no estoy tranquilo. Si sigue soplando así, es probable que se lleve toda mi ropita. Así que arriesgando mi tipo de nuevo, he recogido toda mi ropa de nuevo.
Pero… ¿Qué hacer con toda la ropa mojada?
A grandes males, grandes remedios, Jejejeje. Hay que improvisar.
No volveré a tender la ropa cuando haga viento.
Un hociquito ventoso.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes