CALENDARIO DE ADVIENTO. DÍA 1. LA LLEGADA

Para aquellos que no lo sepáis, mi mejor amigo se llama Mini. Vive en una ciudad mucho más grande que la mía a muchos kilómetros de distancia. Es un Beagle chiquitín, aunque no se lo digáis, él siempre dice que es grande y fuerte. Algunas veces viene a pasar unos días a casa y este año en su casa le han dejado venir a pasar todo este mes en casa. ¡Yupi!

Como cada mañana, Mini, se levanta muy pronto, a las 8, para poder desayunar con tranquilidad. Para él, el desayuno, es su comida favorita. Pero hoy se ha encontrado con algo inesperado.



Encima de la mesa del comedor, había una estructura de madera gigante, bueno, tampoco tanto, pero como es pequeñito, para Mini, eso era muy grande.




Era un objeto verde, con puertecitas de colores y con muchos números. Después de comprobar que no hacía nada y que parecía inofensivo, ha venido a despertarme. Les tengo dicho a todos que no me molestes hasta una hora prudencial, las doce del mediodía, que es cuando suelo despertarme. Pero ha creído que eso era muy raro y ha venido a contármelo.




Soy muy cotilla, lo reconozco, y lo que me contaba era tan sumamente intrigante para que me despertara del todo y he decido ir a averiguar lo que pasaba.
Efectivamente era algo inesperado, pero he reconocido lo que era al momento. Se trataba de un calendario de adviento. No es que sea un experto en calendarios, pero por lo que se, cada día hay que abrir la puertecita del día y dentro hay una sorpresa.


Justo cuando hemos abierto la puertecita del día 1, el calendario de adviento se ha iluminado. Magia. Mini se ha asustado un montón, pero al ver que no pasaba nada y que yo lo iba tranquilizando, se ha calmado. 



Dentro solo había una nota de papel. No había chuches, ni chocolate, empezamos mal. Jejejeje.
En la nota se podía leer esto.




Hola Travis y Mini... ¿Cómo estáis? La navidad es una época mágica y llena de ilusiones y buenos deseos. Pero tenéis que ser unos cachorros buenos y responsables. Me han contado por ahí que sois un poco traviesillos, así que este es el motivo de este calendario de adviento. Cada día tendréis una tarea para hacer como vosotros creáis mejor, para ir ayudando en casa y preparar unas buenas fiestas. Hoy por ser el primer día no hay una tarea concreta, pero Travis, a partir de mañana hay que despertarse prontito, a las 8 te quiero levantado y desayunando con Mini. Y no protestes. Y tu Mini, intenta comer menos huesitos y ayudar más en casa.
Mañana nos leemos de nuevo.
El tió de Nadal.

Uohhh!! Mi queridísimo Tió de Nadal me ha enviado este regalo. No me gusta mucho tener que madrugar tanto, pero si él lo dice lo haré. Es una criatura mágica y muy sabia. Pero esto de las obligaciones y tareas de cada día me da un poco de miedo. Menos mal que está Mini y estoy seguro que entre los dos podremos hacerlo sin problemas.




Un hociquito de adviento


P.D Nota de Mini

¿El Tió de Nadal me ha llamado cachorro? Cuando lo vea le voy a dar un hocicazo. 

P.D Segunda nota de Mini

¿Y como sabía el Tió de Nadal que estaba yo aquí?

P.D Nota de Travis

Mini... el Tió lo sabe todo.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes