UN PLAN MALIGNO


Que paciencia he tenido que tener en estos últimos meses.
Descubrir la cueva secreta de los “Tiós de Nadal” fue muy difícil, infiltrarme dentro aún lo fue más y descubrir donde guardaban la magia de Navidad fue lo más complicado. Pero lo conseguí, aunque robarla y sacarla de allí, era imposible.




Así que opté por otro método. La magia de Navidad, de por sí, es muy volátil. Así que decidí abrir una de las claraboyas de la sala, solo con eso conseguí, que poco a poco la magia se evaporara y fue saliendo del recinto. Luego ya la iría recogiendo. Iba a cambiar toda la Navidad como la conocemos. Unas fiestas oscuras y tenebrosas, al lado de Halloween, iban a ser una pesadilla. Y digo iban, en pasado. Si. No tuve en cuenta que los habitantes de la cueva pedirían ayuda al exterior.

Esos entrometidos peluches han estado haciendo un trabajo impecable, se han adelantado a todos mis intentos de apoderarme de magia. Tienen un cacharro que les permite localizarla, hasta tienen el contenedor original. Pero ahora ya he visto como lo hacen. La localizan, y usan un conjuro mágico que teletransporta la magia hasta el contenedor. Y ese es el punto débil de su plan. Durante un buen rato, la magia solo esta protegida por un joven cachorro y los peluches peligrosos, desde que capturan la magia hasta que llegan a su casa, pasa mucho rato.

Solo tengo que esperar que capturen el último trozo y en cuanto la magia llegue al contenedor me apodero de todos los trozos. Y ya está, empezara la nueva y terrorífica Navidad.
Según mis informaciones, precisamente ya solo les queda un fragmento. Así que voy a poner en práctica mi plan.

Firmado.
Blue Bajozero.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes