MIKADO

Una de las cosas que me vienen a la cabeza de cuando era un cachorrín es el mikado. Aún diré más, es el primer juego del que yo me acuerdo. Lo solía jugar con mis padres, con mis primos o con mis amigos. Porque al mikado no se puede jugar solo. Precisamente hoy pensaba en el mikado porqué me he dado cuenta que mi dueño también lo tiene. Y por lo que me dice, también solía jugar como yo con sus papis y primos.
¿no conocéis el mikado? Yo os lo explico.
Es un juego de destreza que se basa en la habilidad de controlar el movimiento de la mano y la coordinación entre ojo y mano; por lo tanto, ayuda al desarrollo de la motricidad.
Se juega con un conjunto de varillas con bandas pintadas de diversos colores. Éstas son de aproximadamente 20 centímetros de largo y de un grosor de aproximadamente 5 milímetros de diámetro, cada una de las varas.
Los palillos son de colores comunes: rojo, amarillo y azul, y de todos los palillos, sólo uno de ellos es de diferente diseño.
Así pues, tenemos 5 tipos de bastoncillos.
El mikado, de línea azul espiral, el que comentaba que era único. Este bastoncito vale 20 puntos.
El mandarín, azul, rojo y azul.  De estos hay 5 y valen 10 puntos cada uno.
El bonzen, rojo, azul, rojo, azul y rojo. También hay 5 y valen 5 puntos.
El Samurai, rojo, amarillo y azul. Hay 15 y valen 3 puntos.
Y el kuli, rojo y azul. Hay 15 y valen 2 puntitos.
El juego se inicia con un jugador tomando el haz de varas en su mano o manos, y permitiendo que las puntas toquen la superficie donde se va a jugar. Enseguida, se suelta el conjunto de palillos y se deja que caigan al azar. Después de que todo movimiento haya acabado, lo siguiente es recolectar pieza por pieza así, todas las posibles, esto sin permitir movimiento alguno de otro u otros de los palillos que no sea el intencionado a ser recogido; un solo intento por cada jugador.
Sólo se permite el movimiento del palillo que va a ser recogido; si otro u otros de los palillos son movidos, intencionalmente o no, por algún otro palillo, o por la mano del jugador, o si se detectase algún movimiento inadvertido sobre los palillos por parte del jugador, su turno acabará y el siguiente participante intentará recoger palillos.
El jugador que consiga el bastoncillo mikado podrá utilizarlo como una herramienta auxiliar para rescatar otros palillos.
Y así van pasando los turnos hasta que se consigue el último palillo. Entonces, se cuentan los puntos de los palillos que se ha recogido cada jugador. El que más puntos consiga es el ganador.
El juego es muy entretenido y emocionante para jugarlo con más gente. Pero desde que estoy aquí, he descubierto un mikado que me gusta mucho más que este juego que os explicaba hoy. Jejejeje. A mí el que me gusta es el mikado de chocolate.
Hociquitos y hasta mañana.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes