ÚLTIMO DÍA EN PORTAVENTURA


Ya es viernes, así que mañana es fin de semana, por fin. Esta semana se me ha hecho especialmente larga, no se, será que tantos días de fiestas, celebraciones, mi dueño estuvo más conmigo por las vacaciones, los regalos, las emociones….. Por todo eso y más, esta semana ha sido la primera en la que he recobrado la normalidad. Este fin de semana se prepara tranquilo. 
Normalmente en estos fines de semana me voy al parque de atracciones de PortAventura. Ya sea solo, con mi dueño, con Chikipipi o con más amigos. Me encanta ir y cotillearlo todo. Pero… este fin de semana ya no será posible. Snif.

Y no es porque no quiera. Yo si quiero. Pero dudo que me dejen entrar. El fin de semana pasado cerraron el parque. Fin de temporada. El parque permanece cerrado hasta el 30 de Marzo. ¡¡77 DÍAS SIN PODER IR AL PORTAVENTURA!! Se me harán muy largos. ¡jopé!
Así que este fin de semana me acerqué al parque con mi dueño, mi Chikipipi y mis amigos para de una forma simbólica despedirme del parque de atracciones.
El parque aún estaba decorado con cosas navideñas, descubrí que en el interior de la Cantina de México había un bonito belén a tamaño real. ¿Os creeréis que durante la temporada de Navidad no lo había visto?
Quería subir al Hurakan Condor, esa torre que se ve a mi espalda, pero no funcionaba. Yo quería subir para ver desde las alturas como va la construcción de la nueva atracción que estrenarán este año, pero justo por ese motivo no funcionaba. ¡Jopé! Son unos rancios. Yo quería cotillear.
También visité el interior de la pirámide maya, en verano si que la visito más, pues en días de calor, se está muy fresquito aquí dentro, pero ahora….. brrr. Hacía frio, así que no estuve mucho por allí dentro.
Y llegué a China. Jejeje. Como me acordé de Junior, en casa, tenemos un cuadro muy parecido a ese. Pero Junior no quiso venir al PortAventura, está tan cansado de hacer el turista estos días que quiso quedarse en casa a descansar, yo sé que en realidad quería jugar a la PS3 tranquilo, jijijiji, pero hago que no me doy cuenta. Además, Junior no tiene el pase como yo y tendría que pagar la entrada. En fin…
Por primera vez en la temporada me planté delante del Dragón de piedra que hay en la plaza grande de China, siempre quiero hacerme una foto, pero me da terror. No por el dragón en si, que ya se que es de piedra, pero es que siempre cuando se acerca alguien, le escupe agua y ya conocéis de sobra mi aversión al agua. Pero ese día era distinto, por lo que fuera, no funcionaba, así que aproveche para hacer la foto.
Aquí tenéis la atracción más representativa del PortAventura, el Dragon Khan. Toda la temporada de navidad ha estado cerrado, ya que esa nueva atracción que os decía antes, la construyen justo al lado del Dragon Khan, así que por motivos de seguridad la tienen cerrada. Cosa que han aprovechado para hacerle un mantenimiento y pintarla, el Dragon Khan ahora luce mucho más vistoso recién pintado.
También aproveché para ver espectáculos que aún no había podido ver. Como el de música góspel. Me encantó. Todo eran canciones conocidas en inglés, jejeje, mi dueño dice que se las sabe, pero solo se acuerda de frases sueltas, me divierte mucho escucharlo cantar, ya que cuando no se sabe la letra se la inventa, jajaja. Ahora sé que se enfadará, jejeje. Pero he dicho la verdad.
Luego, como íbamos con un niño pequeño nos quedamos para ver el espectáculo de Barrio Sésamo.
Y luego vino la parte más cotilla para mí, una zona del parque que aún no había visitado. El otro lado de la Mediterránea, que se accede por la zona del hotel.
Esta foto al lado de la cascada de agua fue un poco intensa, quería hacerme la foto, pero mi instinto me decía que debía poner patitas en polvorosa, alejarme del agua. Así que cuando escuché el “click” de la foto, salte hacía delante.
Aterricé sobre unas tinajas, allí recobre el aliento y la calma. Buff
Luego, de lejos, observé el lugar donde me había hecho la foto, esa cascada de agua, es bonita verla de lejos, pero que imprudente fui al hacerme esa foto ¿y si me hubiera mojado?
Seguí cotilleando este recinto. Todos los edificios recordaban a un pueblo pesquero del mediterráneo, como este faro, pero en su interior había un restaurante.
Había varios restaurantes, con diferentes nombres, pero hubo uno que me llamó la atención. Jejeje. Los más cercanos a mi lo entenderéis al momento al ver la foto.
Al final del recorrido llegué a una plaza muy chula con una fuente en el centro y con un bonito árbol de navidad.
Toda la plaza estaba decorada como el interior del parque.
Como veis, aquí parece que esté en un pueblecito, pero en realidad es el hotel del PortAventura. Que bien ambientado que está.
Y así terminó mi visita, observando desde el parque la luna que hacía poco había aparecido en el cielo. Era el primer día de luna llena. Aish…. Que largo se hará hasta el día 1 de marzo.
Un hociquito aventurero

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes