CONSERVA DE ACEITUNAS


Sigo con mis tareas por casa. Estos días, sin que sirva de precedente, estoy ayudando más a mi dueño. Siempre le ayudo, y estos días más. Sinceramente, estoy siendo un poco más pelota, porque quiero pedirle un favor, pero ya os contaré.

Hace unos días, os enseñé que mi dueño había puesto un montón de aceitunas en agua, para ponerlas en conserva. Yo este procedimiento lo desconozco. En mi país de origen no hay olivos y nunca lo había visto hacer en casa. Así que he estado muy atento estos día a lo que ha ido haciendo y por fin hoy hemos realizado, con mi ayuda, el último paso.



Las aceitunas han estado en agua durante cuatro días, cada día se ha cambiado el agua. Preferiblemente, si lo hacéis, no uséis agua de grifo. Mi dueño la fue a buscar a una fuente, por lo visto el cloro del agua, hace que queden un poco más blandurrias y sin tanto sabor.
Después de estos cuatro días, cogemos una olla y ponemos agua, sal y tomillo. La proporción de agua y sal, es 9 a 1. O sea, 9 vasos de agua por 1 de sal. Y tomillo al gusto. Cuanto más se pone, más sabor tendrá. Dejo hervir esta mezcla unos minutos. Paro el fuego y se deja enfriar. Para que sea más práctico, lo hemos puesto en un cubo. 

Es muy importante que esta “infusión” de tomillo esté a temperatura ambiente antes de seguir con el proceso.
con tantos cachivaches, la cocina parecía un laboratorio experimental, jejeje.
Cuando ya está listo, escurrimos las aceitunas y las ponemos en un recipiente, que luego podamos cerrar perfectamente.

Cojo unos granos de ajo, les hago un corte y también los pongo en el recipiente.

Ahora solo queda añadir esa agua de tomillo a las aceitunas, hasta que queden cubiertas.
Tapar el recipiente. Y ahora solo queda dejarlas allí  un mínimo de mes y medio o dos meses,, sin hacer nada. (este tiempo es solo para estas aceitunas tan grandes, si son más pequeñas, con un mes es suficiente). Mejor que estén en un sitio fresco y sin que les toque mucho la luz.

Después de este tiempo, podremos ir comiendo estas aceitunas deliciosas, o eso espero. Este año aún estamos comiendo de las del año pasado y están buenísimas, seguro que estas que hemos hecho, aún estarán mejor, porque he ayudado yo. Jejeje. Eso si, antes de comerlas, coged las que os vais a comer y les pasais un agua. Si no, son muy fuertes de sabor. Demasiado.
Un hociquito aceitunero.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes