TRAVIS, LA VIEJA CUARESMA, LA MONA Y LAS VACACIONES


¡Hola! Ya estoy de vuelta de mis vacaciones de Semana Santa.
¡que bien! He podido descansar mucho y recargar mucha energía. Me han sentado sensacional.
Eso si el Viernes Santo no me olvidé de arrancar la última pierna de mi Vieja Cuaresma.
Pero antes de irme de vacaciones tenía una cosa muy importante que hacer. Preparar la mona de pascua para que mi dueño pudiera regalársela a su ahijado.
Cada año la vengo haciendo, y poco a poco voy mejorando. Ingredientes de buena calidad y los pesos exactos son esenciales. Luego hay una técnica detrás, y es ahí donde voy mejorando poco a poco.
No tenía duda que haría una mona de chocolate. Así que seguí muy precisamente todos los pasos.
Este año he aplicado una cosa nueva que me contaron el año pasado. Cuando parto la mona por la mitad, coloco unos palillos, uno en la parte de arriba y otro en la de abajo. Así al abrir la mona me servirían de marcas para que al volver a montarla, sepa exactamente como estaban colocadas las partes.
La parte que más me gusta de todo el proceso es la decoración, jejeje. 
Las almendritas tostadas, los adornos, la fruta, la figura de chocolate y las plumas.
¡Me ha quedado un mona genial! 
Aunque luego viene la parte triste de ponerla en la caja de cartón. Jo. Tan bonita y ya me tengo que despedir de ella.
Prometí a mi dueño que haría otra, pero esta vez para nosotros, pero he estado tan bien estas vacaciones que se la haré otro día. Es igual que no estemos en Semana Santa ¿no?
Me despido con el hociquito de rigor y deciros que estoy muy contento de volver a estar por aquí. Mañana más.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes