ENIGMA DE ADVIENTO. ENIGMA DULCE

Tengo una teoría, cuanto más frío hace en la calle, más calor de hogar hay en casa. Y no me refiero a la calefacción. Quizá es que al hacer un tiempo más invernal estamos más a gusto en casa y hay más momentos de risas y juegos.



Como cada día al desayunar. La hora del desayuno es la hora punta de la cocina. Conejito con sus zanahorias, las tostadas de Mini y mías. Pero uno toma leche de soja, el otro de avena y el otro leche de vaca. Uno prefiere acompañarlo de flaMs, otro no quiere nada más que jamón en la tostada…. como veis mucho ajetreo de buena mañana. Por algo dicen que el desayuno es la comida más importante del día. Y nosotros nos lo tomamos muy en serio.

Justamente la aparición de la nota del enigma de hoy nos ha pillado en plena faena de preparar el desayuno, jejeje. Pero lo hemos dejado todo y hemos atendido al enigma.



Dulce con un bombón
Duro como el carbón
Y soy pariente del polvorón

Menuda pista. Si en una cosa somos expertos es en cosas dulces. Cada uno tendrá su preferido, en mi caso ya lo sabéis, el flaM, Mini se decanta más por los huesitos de chocolate y Conejito… es un misterio. Come de todo, pero se pirra por sus zanahorias.

Está vez ha estado superfácil, gracias al truco que nos explicó Conejito, hay que pensar en clave navideña. Hemos acertado en seguida el enigma. Se trata del “Turrón”.
Así que todos a la alacena a buscar el turrón.


Pero… esperad. No lo había. Seguro que mi dueño lo ha guardado en otro sitio.


Hemos abierto cada uno de los armarios y cajones de la casa, sin resultado. No encontramos el turrón.
Incluso hemos hablado con el Tió de Nadal, por si se lo hubiera comido él. Pero no. Tampoco lo había visto.


Tan fácil que parecía y sin encontrarlo el enigma no se completa en su totalidad. Habrá que esperar a mi dueño y nos diga donde está.

Pero la cosa se complicaba. Recibimos un mensaje diciendo que no iba a venir a comer. Vaya. Le hemos contestado el mensaje con un OK, pero le hemos preguntado donde había guardado el turrón. La respuesta nos ha sentado con un jarro de agua fría. Aún no los había comprado.
¿Y ahora que hacemos?

Mini, más intrépido ha decidido que fuéramos a comprarlos nosotros. Pero alguien debía quedarse vigilando en casa. Conejito se ha ofrecido. YO creo que lo que quería es la zanahoria que había visto en la nevera, jejeje. Siempre comiendo.
Así que dicho y hecho.

No nos ha costado mucho encontrar una tienda con turrones.


Tampoco queríamos pasarnos. Dos clases distintas estará bien.
El primero lo hemos tenido muy claro, un turrón solidario, ya el año pasado lo compramos y estaba de rechupete, además lo que se recauda con este turrón se destina a un hospital infantil.


El segundo ha sido más complicado. No había de flaM. Pero todos los que había parecían muy buenos. De repente he visto el preferido de mi dueño. Bueno tiene varios, pero el año pasado descubrió uno que le encantaba, le recordaba a una merendilla que hacía cuando era un cachorrín. Turrón de pan, aceite y chocolate.

Mini y yo hemos estado de acuerdo dos turrones deliciosos. Y encima con buena acción.
De camino a casa, hemos pasado por delante de un supermercado, Mini se ha parado y movia su colita sin parar a toda velocidad. ¿Qué habría visto que lo ponía tan contento?

Jajaja. Como no. Turrón de la Patrulla Canina. Así que hemos comprado ese también.
Al final hemos comprado tres tipos distintos de turrón.



Ahora si. Enigma resuelto.
Y entonces ha aparecido la nota misteriosa.

Hacía días que no aparecía tras resolverlo. Y es que no sabemos cuando aparece, siempre es un misterio.

Felicidades Caballeros. Me ha hecho feliz que hayáis resuelto ya tantos enigmas. 
No habéis fallado ninguno. Así que creo, que voy a subir el nivel para vuestro próximo enigma.

Parece una bonita diversión.
Lobos y leones,
ciervos y halcones,
osos y dragones.
Dan vueltas sin parar
No pueden hacer nada salvo girar.
Parece que solo quedará uno
Y ocurrirá antes de Navidad.
Pero id con cuidado
Porque si crees que esto tendrá un final feliz,
es que no has prestado atención.

Uffff. Parece que tenemos un enigma misterioso, difícil y por lo que leemos parece peligroso.
Mejor nos vamos a dormir, descansamos y mañana lo cogemos con ganas. Porque parece muy difícil.


Un hociquito dulce

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes